miércoles, 20 de agosto de 2014

EXPOSICIÓN NAVALCARNERO


            Cholo Hurtado y María José Bro. 



                              María José Bro Valero

  Hay artistas que son  indefinibles. Y es así por la originalidad de su obra que escapa a las escuelas, modelos o estilos establecidos.  Es el caso de María José Bro, una niña que se hizo mujer y madre con los pinceles en la mano y los colores en la retina. En su pintura nada es lo que parece,  porque más allá de las formas y el colorido hay algo más, mucho más. No es la simple reproducción del paisaje, son retazos de su esencia que describen  emociones y sentimientos. Son cuadros que impactan porque se adivina en ellos un mensaje apasionado de amor a la vida y de búsqueda de aquello que no alcanzamos a ver.  

  No estamos frente a una pintura racional, más bien nos encontramos ante una manifestación de creatividad  intuitiva. Sus pinceles, no importa la técnica que utilice, vuelan  al dictado de un espíritu tirano que la hace diferente. El arte es eso: inspiración, originalidad, emoción que cautiva, sentimientos que conmueven..

  María José Bro es una artista, muy joven aún, que ha empezado a recorrer su camino hacia la historia. Unos se volcarán en elogios y otros no sintonizarán con la sensibilidad de quien es capaz de plasmar en el lienzo su capacidad de ver y sentir lo que otros no son capaces de ver y sentir. Ya decía el poeta y dramaturgo alemán Johann Wolfgang von Goethe: “Si yo pinto a mi perro exactamente como es, naturalmente tendré dos perros, pero no una obra de arte”

                                                                                            Cholo Hurtado